miércoles, 20 de junio de 2007

Sparta - Threes (2006)


Play.
Sales del túnel de metro y no dejas de caminar en ningún momento. Para que no te pille el resto. Para que no te pille la vieja que vende pañuelos. Para que no te pille el hippie con guitarra. Para que no te pillen los voluntarios de Greenpeace. Para que no te pillen los que quieren subirse a la micro antes que tú, sin saber que tú no quieres subirte. Para que no te pillen los que quieren pillarte. Para que no te pille el tiempo.
En un lugar cualquiera, pero siempre inadecuado, saltas de la acera y te metes entre los autos. Algunos te esquivan con pericia, otros con miedo. Te gritan, te dan bocinazos, te muestran el dedo del medio, dicen cosas de tu madre, chocan contra otros autos o algún poste, siguen su camino a quizás dónde.
Corres y corres entre los autos, en reversa, contra ellos y contra el viento. Aprovechas los semáforos para saltar por los techos, rápido, rápido, como si te persiguiese la mafia.
Ni siquiera te preguntas por qué. Todos te miran y se preguntan por qué. Tú corres.
De pronto desapareces y ya no pueden verte. Te escondes un rato en alguna plaza escondida, recuperas el aliento, vuelves con los caminantes.
Entras a un restaurante. Buscas a la camarera más hermosa y la besas. No importa si eres hombre o mujer, la besas. Luego te pones a saltar por las mesas. Pruebas algunos platos, algunos postres. Terminas agarrando la copa de helado de algún niño ilusionado y te la llevas al salir corriendo.
Vuelves a esconderte. Vuelves a salir.
Entras al banco cinco minutos antes de que cierren. Entrenaste bastante para esto. Corres hacia las colas y esquivando al guardia sacas los separadores y empujas a la gente hasta que la cola queda totalmente desordenada. Nadie sabe a quién le toca. Algunas personas ruedan por el suelo. Corres a una caja y te robas un timbre. Dos, si puedes. Vuelves a esquivar al guardia, le pegas un pape y sales corriendo.
Te escondes. Sales.
Te metes a un supermercado con dos puertas. Entras por una puerta, agarras el paquete de papas fritas más grande que veas, se lo muestras a los guardias y usas los pasillos para jugar Rally X con ellos, sin que te pillen. Luego sales por la otra puerta comiendo papas.
Vuelves a esconderte.
Cuando sales vas pensando en lo próximo que vas a hacer. Todavía no sabes lo que será, pero sabes que será una estupidez y que será divertido.
Que se molestarán pero te recordarán todo el día.
Que nunca podrás explicarle a nadie por qué lo haces, pero sabes muy bien por qué lo haces.
Que te van a envidiar pero nunca te van a imitar porque sería estúpido.
Vas pensando y se acaba el disco. Vuelves a ponerlo desde el principio.
Un disco que podría ser la banda sonora de una vida delirante.
Por las noches puedes inventar la filosofía que le de trascendencia a tus actos.
Por ahora ponte los audífonos, presiona play y sigue filmando en tu cabeza.
Que no te pillen.


Wikipedia
AllMusic
Video de Taking Back Control

Descarga

6 comentarios:

Rodrigo Haym dijo...

Sobre el disco: por una vez Sparta supera a The Mars Volta (la otra mitad del finado At The Drive In). Más que nada, porque el Amputhecture de éstos últimos es tan denso que se hace poco tragable, y porque el de Sparta se te pega desde la primera escucha.
El video, por otro lado, es bien penca. Bleh.

Sennin dijo...

jajaja, Rally X, me diste una idea...

Anónimo dijo...

qué wena carátula.

Anónimo dijo...

qué cool wikipedia,no? hasta artículos sobre primitivos juegos de video tiene.vaya.

Chris dijo...

El cuento parece un capítulo de jackass, pero está bueno. Buenísimo.

Anónimo dijo...

lucho, y cuando el post sobre le disco nuevo de my chemical romance? lo estamos esperando. :D