domingo, 24 de junio de 2007

Milla Jovovich - The Divine Comedy (1994)

Labitación contigua es más grande de lo que parece desde afuera. Aparte de los bebedores eurorientales —que son alrededor de una decena y fuman, discuten, conversan rudimentariamente con el único camarero que atiendesabitación (Da! Da! pareciera ser lo único que saben decir), y sacan lo que al parecer son pedazos de papel escrito del fondo de un sombrero de copa, los leen y anotan algo en una servilleta—, el pianista —a quien, de momento, llamaremos Virgil— y nuestro héroe —en adelante, H—, labitación está vacía. Una de las paredes exhibe un letrero que invita a abandonar la esperanza al lector puesto que ya estáquí. Bajo el letrero hay otra puerta. Virgil se dirige hacia ella. H, naturalmente, duda un poco. Echa un vistazo a su alrededor. Le llama latención uno de los eurorientales, el que anota las palabras que le van cantando a medida que salen del sombrero. Tiene un cigarrillo en la boca —y miedo a veces—, y tiene la cara medio larga, pelo negro ondulado, gafas redondas, y manos de dedos bien largos y nudosos —que hicieron que H, usualmente de dedos largos y nudosos, se mirara las manos y le parecieran manitas dempanada—. Se acerca a él y le pregunta disculpa, tú no eres... shhhht le interrumpe otro de los eurorientales. Estás en una sala de lecturas. Pero si... shhht le corta en seco un tercero. H busca con la vistal pianista, y ve que ya se hadentrado por la nueva puerta. Luego se giracia la puerta por la quentró y ve ques una proyección sobre una pared lisa, como en las películas antiguas. Nuestro héroe entra entonces por la puerta deletrero desesperanzador, en pos del pianista, y cuando ve un cartel que le prohibe fumar se da cuenta de questá en el infierno.

Página Oficial
Milla Jovovich en Wikipedia (En Inglés).
Milla Jovovich en allmusic.com (En Inglés).
Milla Jovovich en IMDb (En Inglés).
Video de Gentleman Who Fell en Youtube.

Descarga

4 comentarios:

Sennin dijo...

Quizás no es el sonido al que le tengo más simpatía en este momento —la mitad del camino de mi vida, como diría el condenado de Boecio—, pero de todas maneras es un buen disco... allmusic.com tiene razón al separarlo del resto de las mierdas que hacen las modelos actrices —y actores como Jared Leto— al querer hacer música. Esta señorita sabe lo que hace y lo hace bien.

Alfredo Ajenjo dijo...

y qué pasó con el otro cerebro? cuelga de una biga del techo de su pieza de pensión? se pudre en su cama con los audífonos puestos? ah? escucha discos imaginarios debajo de un puente la mente pegajosa por el tolueno? se dio cuenta que era solo un personaje de si mismo? ah?!

estoy un poco preocupado debo reconocer.

memeth dijo...

Es lo que le pasa a los personajes que adquieren conciencia...

Qué se le va a hacer.

Cabe preguntarse, eso sí, si el otro cerebro estaba ahí, considerando la autoinspección sobre P.J. Harvey que aún me asalta en los sueños y me hace despertar gritando (se agradece a san Clonazepán por favores onñiricos concebidos) en todo caso, de un hipotético recuerdo de este personaje comiendo tallarines y su trasero ha sido de lo que menos me he tenido que cuidar.

Esta ciudad debería explotar en algún momento determinado. Quizás así aparezca alguna vez en las noticias, quizás así tenga la certeza de que estpy en alguna parte y no en un criogenizado sueño desde que quizás fui tragado por la pera aquella.

Osorno has called!!

Osorno has called?

Magafin dijo...

Bueno, he vuelto a esta mierda.


eso.