miércoles, 23 de mayo de 2007

PJ Harvey - Rid Of Me (1993)


Terminan los comerciales. Cortina musical. Aplausos. El conductor del late show sostiene un cd en su mano izquierda y presenta a Polly Jean Harvey.
Tú estás sentado en ese sillón mullido y hediondo sin nada mejor que hacer que ver la tele. Esos fideos pegoteados te los hiciste tú mismo. Al menos no se quemaron. "Polly Jean", piensas. Típico nombre tiernucho de mina tiernucha. De esas con vestido de muselina, facciones delicadas y comportamiento virginal.
Cambio de cámara. Una flaca cejona y narigona con una guitarra que le queda grande. El vestido (¿será de muselina?) está. Las facciones delicadas no. La tipa es fea. Eructas.
Empieza a cantar. Tie yourself to me / no one else / no, you're not rid of me / hmm you're not rid of me. Como buen macho alfa te quedas prendado de esta proto-esclava arrepentida y suplicante. I beg you / my darling / don't leave me / I'm hurting. Te excitas pensando en una mujer así a tu lado, cocinándote fideos decentes, acariciándote la verga, situándote en el centro exacto de su universo.
Así deberían ser todas las mujeres del mundo, piensas mientras eructas de puro excitado.
Y se pone mejor. Lick my legs / I'm on fire / lick my legs / of desire. Tú quieres estar ahí, lamiendo piernas y entrepiernas. No las de esa flacucha fea, claro, sino las de una mina bien rica y bien caliente. Y bien sumisa.
No te das cuenta, pero estás pegado a la pantalla, babeando. Hipnotizado por lo que dice Polly Jean. Soñando, deseando.
Entonces Polly Jean deja de ser Polly Jean y se convierte en PJ Harvey y te mira directo a los ojos y te dice I'll make you lick my injuries / I'm gonna twist your head off, see?
Entonces te llega una patada directo a la cara que te rompe la nariz y te bota un par de dientes. Tu culo peludo cae sobre los fideos pegoteados y tu cabeza estalla contra el borde del sillón mientras PJ toca su guitarra como si te estuviese cortando el cuello.
Y ahí te quedas, cagado de miedo, escuchándola. Oh, you're not rid of me / no, you're not rid of me.
No, no te has librado de mí. Nunca te librarás de mí.


Web
AllMusic
Video über-maestro de PJ cantando Rid of Me sola con su guitarra frente a miles de hueones alucinados. Respect.

Descarga

5 comentarios:

Alfredo Ajenjo dijo...

no quiero saber si tu culo tiene o no tiene pelos. tienes una fijación interesante con ese tema, Haym.
Creo que no estás en posixión de ser tan exigente, PJ está micho mejor evaluada que tú.
ademas si los fideos se te pegan es porque...ya sabemos porque.
Esa importancia tan grave que se les da a algunas cosas. Y hsta cuando vamos a esperar que despegue el Luchín??
eso.
estän advertidos.
no era lo que queria decir, pero ya esta.
A los fideos hay que hablarles como es debido.
hay que estar siempre hablando.
tal vez el misterio esta vez se mas peligroso de lo que sospechamos.
En algún lugar del fondo de la mente hay una estructura pandimensional que sabe, que realmente sabe.
te estamos vigilando, H.
las vibraciones del cosmos interfieren lo que digo.
Hay , o no hay? no hay nada...
aca, en la cabaña del poeta solo nos sobra la droga.
pero existe unaurgencia circunstancial por erradicar de la superficie todo rastro de lo conocido.
si lo piensan, la idea de humanidad es una idea egoista.
fin de la trasmisión.

PD: se da por efectuada la declaración de guerra.

estaremos lejos un tiempo. anoche vimos desde la punta de un cerro la entrada a la selva lacandona.
pero estaremos atentos.

Anónimo dijo...

dos cerebros, cuatro orejas y un pico y medio. (le duela al que le duela)

Rodrigo Haym dijo...

Me extraña, Ajenjín.
Si las letras no son blancas sobre fondo negro, si no hay visceras en el techo, si no hay rastros de sangre seca en las paredes, si no hay perros ladrando, entonces ya no puedes leer entre líneas?
Sólo falta que termines creyendo en la salvación.
O en la importancia de las cosas en general.
Me extraña.

Memeth dijo...

Era mejor cuando nos comíamos los tallarines de Pancho, en el departamento de Pancho y los pelos del culo de este engendro no eran un tema.

Avísame si se ve mi casa desde el cerro, de repente me ves pasar en mi columpio y te hago señales de humo con mi cigarro.

Memeth camina de vuelta desde el borde, paso a paso, vaso a vaso...

santosoma dijo...

Jajajaja, loco me cagué de la risa con tu comentario. Buena pluma. Saludos desde la repoública indpendiente de siria